[Otros]

El 18 de septiembre de 2007 Randy Pausch, profesor de informática, se presentó delante de 400 personas de la Universidad de Carnegie Mellon para dar su última conferencia titulada «Como realizar los sueños de tu infancia». Cincuenta días después, más de 25 millones de personas conocían al profesor Randy Pausch y se inspiraban en sus palabras. La conferencia se enmarcó en el ciclo titulado Journeys (Viajes), una serie de charlas en las cuales los conferenciantes comparten sus pensamientos y percepciones personales y profesionales a lo largo del viaje de su vida. Randy fue el primer invitado del ciclo y decidió compartir con su audiencia la sabiduría que quería legar al mundo. En su caso no fue una situación hipotética: para Randy era de verdad su último discurso, ya que a sus 46 años se le acababa de descubrir un cáncer terminal que, según sus médicos, acabaría con él en pocos meses. Randy Pausch era un gran orador y su discurso se ha comparado con el último de Martín Luther King y con varios discursos memorables de John F. Kennedy. Ilustró la charla con 140 diapositivas, fotos de familia, de sus héroes, de sus trabajos, hasta imágenes escaneadas de sus tumores. La conferencia entera de setenta minutos está en YouTube y recibe unos 80.000 hits diarios ¿Porqué sus palabras han inspirando a tantos millones de personas? Quizás la respuesta es dual:

  1. Nos recuerda que incluso de adultos nuestro placer máximo se encuentra en la realización de nuestros sueños y que lo mejor que podemos hacer es trabajar para lograrlos y para que otros logren los suyos
  2. Randy tenía un cáncer que le iba a matar en pocos meses. Sin embargo, rechazaba totalmente la autocompasión y la compasión de los demás. Vivió sus últimos días con humor, con energía, con confianza, con alegría. Su vida fue corta, y la nuestra también. Su destino es igual que el nuestro, pero el suyo se aceleró.

En la web del Instituto Sicap, encuentro un resumen de esta conferencia titulada «Lo Aprendido de Randy Pausch», y que transcribo:

Es bueno tener por escrito, las pautas que nos da esta persona ante el umbral de la muerte. Te comparto el resumen de esta charla, con algunos comentarios, para tenerla a la mano y repasarla de vez en cuando. Si no has visto el video haz click aquí.

  1. Tener unos buenos padres: quizá a ti, como a mí, este consejo es para que nosotros lo seamos y podamos corregir cualquier cosa en la educación de nuestros hijos. Hay que estar alegres, que las riñas –que las habrá porque hay cariño- no se den enfrente de los hijos. Quizá para conseguir ese hogar “luminoso y alegre” habrá que darle importancia a las cosas que realmente la tienen.
  2. Las personas primero: las cosas son para el uso de las personas y no al revés. Quizá no te animes a vaciar una lata de “soda” en tu carro. Pero si sucediera, no pasa nada. Recuerda la cantidad de insignificancias que en ocasiones echan a perder tú día.
  3. Las personas “pueden” madurar, tú puedes hacerlo también. Lo que se requiere es tener paciencia. Me decía un amigo “no puedes hacer que crezca una planta jalándola hacia arriba, la desarraigarías. Hay que saber esperar, ponerle agua, sol, fertilizante y…tiempo” Con las personas sucede lo mismo, requiere paciencia su madurez. Esto lo relaciono con la parte en la que nos habla de que “toda persona tiene su nobleza, no hay mal absoluto”. Las personas como el buen vino, maduran con el tiempo.
    Hay que aprender a conocer y encontrar el modo a quienes te rodean.
  4. Pausch afirma que ante la inminencia de su muerte ha escogido estar alegre. Sí por supuesto que el “cómo nos va en nuestra vida” tiene mucho que ver con la calidad de nuestras elecciones. Dice al final que hay que poner energía y esfuerzo y no pasársela “quejando”. Lo sabes bien, la energía y el esfuerzo en lo que haces, lo ESCOGES tú. Quizá habría que quitarse ese “complejo de víctima” que surge en ocasiones y que no resuelve nada, y que termina por quitar la energía y esfuerzo.
  5. La recomendación que hace sobre la verdad es bastante exigente, porque invita a decirla siempre. Quizá hasta ahí no haya mayor problema. La exigencia, desde su punto de vista, estriba en las tres partes que propone ante un error: primero decir “lo siento” después “fue mi culpa” y en tercer lugar, que quizá es lo más difícil, “que se puede hacer para corregirlo”.
  6. No te enojes si se te exige, o si te hacen ver algún error. Comentamos ya en un boletín, que la soledad más grande es cuando NADIE está cerca de ti para ayudarte a seguir creciendo. Hay acciones que realizas y que desdicen de ti, pero en ocasiones no te das cuenta. Que bueno tener alguien que esté cerca y que te lo diga, esto ayuda a la madurez si aprendes a corregir.
  7. Relacionado con el punto anterior, surge la necesidad del agradecimiento. No es simplemente dar las gracias, que aunque es sencillo se puede olvidar. Es esa actitud de respeto y reverencia hacia aquellas personas que ayudan a resolver carencias.

Posiblemente pensemos que “pobre hombre” que se va a morir. Más bien pobres de nosotros que no lo sabemos. El tiene el tiempo por acabársele, quizá nosotros también y lo desconocemos.

Lo que me gustaría repetirte –a ti lector asiduo de estos boletines- es que no hay que esperar a “tener un elefante en la habitación” para hacer cambios. Cada día, cada minuto, cada segundo es una oportunidad de recomenzar.

Randy Pausch murió el 25 de Julio de este año. Nos dejó una auténtica lección de vida

Paso a poner la versión corta de esta conferencia que Pausch hizo en el programa de Ophra, y que está subtitulado al castellano:

Lamento no haber encontrado la versión original que sobrepasa la hora vertida a nuestro idioma. Sin embargo, si sabes inglés, acá está esta memorable conferencia íntegra. No por nada Randy Pausch fue considerada entre las 100 personas más influyentes del 2008 por la revista People.

La Yapa:

Compartir:

Por UnOsoRojo

Un comentario en «Randy Pausch: La Ultima Conferencia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.